SOBRE MÍ

Hola, soy Marco Sazo

Te confieso algo:

No soy ingeniero, no tengo una licenciatura en informática, ni tengo ningún estudio universitario relacionado con la tecnología. Es más, las únicas veces que fui a la universidad fue porque me invitaron.

Y te soy honesto.

Personalmente no me afecta en lo más mínimo.

Ahora, si para ti representa un problema, lo mejor es que dejes de leer aquí mismo.

Porque en lo único que soy “experto” es en hacer todo lo posible para que tu computadora funcione libre de problemas técnicos. Y que cuando trabajes con ella te de muchas satisfacciones en lugar de dolores de cabeza.

Ese es mi trabajo.

Y tengo claro mi objetivo.

¿Suficiente? ¿Insuficiente?

Pues ni idea.

 

Depende de muchos factores.

Pero prometerte que voy a transformar tu PC o laptop en una máquina infalible.

Y que mi misión o visión es salvarle la vida a tu computadora.

O que eres una persona afortunada por haberte cruzado en mi camino.

Eso no lo voy a hacer.

Va en contra de mis principios.

 

Bien.

 

Mis inicios con la tecnología se remontan a la época del sistema operativo MS DOS, aquel que carecía por completo de interfaz grafica, no utilizaba mouse, puros comandos.

Fui testigo del nacimiento de Windows, pasando por todas sus versiones hasta hoy.

Durante todos esos años, trabajé en bastantes cosas diferentes.

Un día me despidieron de mi último trabajo.

Eso me llevó a enfrentarme al mundo del emprendimiento.

Año 2002, nace Compured y me dedico a dar servicios técnicos informáticos.

Desde ese día hasta hoy he atendido un poco más de 5,000 casos de soporte técnico informático entre mantenimiento preventivo y correctivo de hardware, software y asesoramiento tecnológico para particulares y para negocios de distintos rubros.

Cientos de equipos PC de escritorio y decenas de portátiles de marcas y modelos distintos han pasado por mis manos.

Eso me ha permitido conocer en profundidad los aspectos técnicos de los equipos que ejecutan el sistema operativo Windows, además de los programas, las aplicaciones, las soluciones de seguridad, la protección de los datos, las redes, el internet, los virus, etc.

Pero no es porque sea un genio.

Eso no tiene más mérito que el paso del tiempo, la gracia de Dios conmigo y que me gusta mucho lo que hago.

No hay más.

No hace falta ser ingeniero aeroespacial.

Por supuesto, no todo ha sido color de rosa.

En mis inicios como emprendedor, el rechazo me hacía sentir bastante mal.

Mira.

Llamar y que te cuelguen, que te digan que no necesitan tus servicios y cosas como esas, pues hubo una época en que me afectaba.

Al final comprendí que necesitaba aprender un sistema de trabajo.

El sistema que ahora sigo yo, y que siguen cientos de personas en este planeta, es…

Vender todos los días.

Todos.

¿Fácil?

¿Difícil?

Pues mira, honestamente.

No es para todo el mundo.

Así como hay gente que se propone hacer dieta y se cansa de salir a correr, hay también mucha gente que monta un negocio pero le parece un esfuerzo descomunal salir a vender.

Bien.

Al día de hoy, he hecho arreglos a mi web para convertirla en una herramienta que apoye las ventas y prueba de ello estas aquí leyéndome.

Si te parezco un perfecto desconocido y nadie te ha recomendado mis servicios, deberías suscribirte.

Es totalmente gratis.

Con mis suscriptores me comunico frecuentemente por email, a veces envío un mail, otras veces 3 mails cada semana.

En cada email recibirás un consejo para que aprendas buenas prácticas en el uso y manejo de equipos informáticos, seguridad informática y otras temas de tecnología.

En todos mis mails incluyo una oferta comercial. Ofrezco mis servicios.

En todos.

Que no te gusta o si recibir tantos mails supone un problema, pues te das de baja, que también es gratis.

Y pues nada, el mundo sigue girando.

Para suscribirte y empezar a recibir mis emails es aquí abajo.